El método sintotérmico

Quizá algunos habéis puesto cara de ¿qué es esto? al leer el título de la entrada de hoy. No pasa nada, yo hace unos meses también. Quizá sabía de su existencia, había oído algo por ahí cuando fui a las catequesis de confirmación hace ya sus años pero no le ponía ni nombre ni apellido, o al menos, no lo recordaba.

Hasta hace unos meses, en los que participamos en unas sesiones sobre educación afectivosexual, yo pensaba que esto del método era solo para matrimonios, que no iba conmigo. Sin embargo, he descubierto que es muy interesante, tanto para chicas solteras como para chicas que viven un noviazgo y, claro está, para las casadas.

Kit Sintotérmico

Kit Sintotérmico

Quede dicho de antemano que no soy experta en el tema y, de hecho, estoy aprendiendo poco a poco, pero sí he considerado interesante al menos dar a conocer este tema por si a alguna lectora (o lector, que es cosa de dos también) le puede ayudar. En cualquier caso, hay profesionales a los que acudir o bibliografía al respecto para conocer este método, del cual solo daré unas pinceladas.

Pero yendo al grano… ¿de qué estoy hablando? ¿qué es el método sintotérmico? Pues se trata de una forma natural de regular la fertilidad, de conocer los ciclos y determinar las etapas fértiles y las infértiles.

Como decía, aunque pensaba que no iba conmigo porque incumbía a los matrimonios de cara a ‘quedarse embarazados’, la verdad es que el hecho de empezar yo a ponerlo en práctica me está viniendo muy bien para conocerme.Y es que hasta ahora yo solo indicaba cuándo empezaba cada período de forma aproximada, que es lo que te pregunta el ginecólogo cuando vas a la consulta. Pero yo que soy un poco caótica y no soy muy fan de las agendas, lo apuntaba de aquella manera y más de una vez me inventaba las fechas porque no las había anotado o a saber dónde estaba ese dato. Así que, para empezar, solo por tener registrado esa información, a mí ya me sirve. Pero hay mucho más.

Para determinar la fase fértil, el día de ovulación y la fase infértil, este método se basa en 3 factores:

  • La temperatura basal (que es la temperatura más baja que alcanza el cuerpo en reposo)
  • El moco cervical
  • La apertura y posición del cuello del útero

En mi caso, solo observo los dos primeros y, a pesar de eso, los resultados son muy claros. Para la temperatura basal, hay que emplear un termómetro ‘especial’ con dos decimales que se puede usar por vía oral. Además, hay que seguir las siguientes pautas:

  • Tomarla todas las mañanas a la misma hora
  • Habiendo dormido 7h más o menos  
  • Desde la cama, justo al despertarse, para mantener ese ‘reposo’
  • Sin haber comido ni bebido antes
  • Teniendo en cuenta cualquier variación anómala como estar enfermo, haber tomado medicación…
  • Anotarlo en el momento (aunque mi termómetro, por ejemplo, guarda los 10 últimos registros)

El otro factor consiste en anotar la cantidad, textura y elasticidad del moco cervical ya que éste va variando según la fase del ciclo bien para favorecer la lubricación en la fase fértil o para impedir el paso de los espermatozoides creando una especie de tapón en la infértil. Para ello, basta con observar el papel cuando vamos al baño y anotar el síntoma más fértil al final del día.

Para llevar un control de todo esto, se puede optar por crear una tabla con todos los días del ciclo y las temperaturas o hacer uso de las nuevas tecnologías que nos lo ponen todo más fácil. En mi caso, uso la aplicación OvuView, que es gratuita y ofrece muchísimas funcionalidades. Estas son las que más me gustan:

  • La aplicación calcula por ti, esta sin duda es para mí, persona de letras, la mejor
  • Cuando introduces la temperatura te detecta automáticamente la hora
  • Te da etiquetas para que sea más fácil seleccionar la información del moco cervical (al principio sobre todo no tienes ni idea de cómo es, por experiencia)
  • Tiene vista de gráfica, de calendario o de línea temporal (para controlar este método mejor la gráfica)
  • Permite añadir muchísimos datos más como estado de ánimo, dolor de cabeza, si has tomado medicación, si tienes acné… (así yo descubrí que tengo migraña premenstrual y me puedo ir mentalizando)
  • Permite compartir los datos con tu pareja, lo cual, como nos indicaron en el curso, es muy importante porque esto es algo que compete a los dos. De hecho, recomendaron que fuera el hombre quien anotara los datos
  • Es muy personalizable (y monísima)
  • Puede exportar los resultados a un archivo de excel
  • Puedes seleccionar el objetivo que quieras: concebir un hijo, controlar el ciclo menstrual o espaciar los embarazos

Otra cosa que me está ayudando es el manual ‘Cómo reconocer la fertilidad’ que además de darte toda la teoría sobre este asunto, lo hace de una manera muy didáctica y con muchos ejemplos y casos prácticos que son realmente útiles. Así que como manual de consulta para iniciarse en este método es muy recomendable. Lo podéis encontrar en Amazon a un precio asequible (como dato).

Al final, como nos dijeron en el curso más que una aplicación del método, su seguimiento es un estilo de vida, una rutina: tomarse la temperatura por las mañanas y anotarla en la app, fijarse cada vez que vas al baño y anotar los datos por la noche. De ese modo, según cada mujer, con tener registrados 12 ciclos completos correctamente ya se puede saber con cierta exactitud cuándo empieza la fase fértil, la infértil y qué día del ciclo se produce la ovulación. Hasta el momento a mi me ha ayudado a detectar el porqué de mis angustiosas migrañas, a descubrir que mi montaña rusa de sentimientos coincide exactamente con las distintas fases del ciclo (yo alucino con las hormonas y sus efectos) o a saber cuándo mi cara se va a poblar con algún amiguito acneico.

Después de esta laaarga entrada, si habéis llegado hasta aquí os felicito, y os animo ahora a que compartáis vuestra experiencia, si lo conocíais, si no, qué os parece, si queréis más información… nos gustará conocer vuestra opinión.

*Ojo con dejar la caja del termómetro vacía por ahí que estando en alemán que no se entiende y viendo la foto de la embarazada feliz mi madre pensaba que era un predictor.

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Al dejar un comentario "Una historia de tres" recopila los datos que se muestran en el formulario de comentarios, así como tu dirección IP y la cadena de agentes del navegador para ayudar a la detección de spam. La finalidad de estos datos es únicamente mostrar su comentario en el sitio web, por ese motivo el comentario y sus metadatos se conservan indefinidamente. Puede contactar con nosotros en cualquier momento para solicitar la retirada o modificación de su comentario.