La ilusión del primer Adviento

Debo admitir que añoraba mucho el invierno: los días cortos y fríos, las infusiones calentitas y acurrucarme en el sofá con la manta. Y es que este ambiente no hace más que recordarme la recta final de los preparativos de nuestra boda. Me invade un sentimiento de añoranza brutal. ¡Ya… Continuar leyendo