Una boda COVID muy especial

Es a la vez una alegría y una inspiración conocer -y esta vez muy de cerca- a parejas que en estos tiempos que corren saben valorar la esencia y belleza del matrimonio cristiano y apuestan fuertemente por él.

En verdad, hacer una boda con las restricciones COVID actuales (uso de mascarillas poco estéticas, distancia de seguridad, aforo en iglesia al 30%, un banquete con solo 15 personas, reuniones de amigos previas de máximo 6 personas, etc) es una locura. Pero una locura pequeña en comparación con la gran locura de ser un matrimonio cristiano hoy en día: un matrimonio abierto a la vida, fiel, y que dure para siempre. Eso sí que es una verdadera locura, y de las grandes.

¿Por qué os cuento esto? Porque la hermana de ella se ha casado recientemente, y ha sido para todos los que hemos vivido la boda un verdadero testimonio de valentía y de fe.

¿Cómo fue la boda? El día de antes, el novio y cinco amigos fueron a rondar a la novia (algo muy típico de esta zona) desde la calle (mientras la novia y algunas pocas amigas estaban en su casa). Respetando las medidas de reunión social, una sorpresa inesperada. La celebración preciosa, en una gran Iglesia con un tercio de aforo, con distancia y mascarilla; y una emisión en streaming para los que no podían estar. El banquete íntimo y precioso, con el límite de aforo de 15 personas en mesas muy separadas, coronado con un vídeo de felicitación para hacer presente a todas las personas que no pudieron acompañarles en ese momento. Y luego una luna de miel ‘local’, por el cierre perimetral de la zona.

Quizás a algunos les parezcan muchas renuncias para una boda, y es verdad. Sin embargo, renunciar es lo mismo que elegir. Y ellos han elegido el matrimonio renunciando -por el bien de todas las personas a las que quieren- a la pompa de la fiesta. Han elegido a Dios sobre sus planes y proyectos. El amor sobre todo lo demás. Y como una vez le dijo Jesús a María: ellos han elegido la parte mejor, y no les será quitada.

Desde este pequeño rincón de internet les deseamos un feliz matrimonio en Cristo, y os pedimos a todos una oración por ellos, para que empiecen de la mejor forma posible.

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Al dejar un comentario "Una historia de tres" recopila los datos que se muestran en el formulario de comentarios, así como tu dirección IP y la cadena de agentes del navegador para ayudar a la detección de spam. La finalidad de estos datos es únicamente mostrar su comentario en el sitio web, por ese motivo el comentario y sus metadatos se conservan indefinidamente. Puede contactar con nosotros en cualquier momento para solicitar la retirada o modificación de su comentario.