#YoRegaloConSentido a recién nacidos

¡Volvemos con la sección #YoRegaloConSentido!

Hoy os voy a contar qué detallitos les hice a las sobrinas de él cuando nacieron. Si bien dije en la entrada de presentación de la sección que me gustaba hacer regalos, debo rectificar. Me gusta hacer regalos excepto a recién nacidos… ¿Por qué? Simplemente porque el mundo bebés y yo por ahora no nos entendemos muy bien. No entiendo por qué se cuentan las cosas en meses, no sé de tallas, no sé de cosas que ya tendrán… Así que cuando he tenido que hacer algún regalo a un bebé, me he bloqueado y me he visto de pie en la tienda de bebés atendiendo a un montón de artilugios que me parecen un poquito absurdos (por ahora) y como si me hablaran en chino.

A tu amparo

A tu amparo

Así que, ante ese panorama, en su día decidí hacer un #RegaloConSentido personalizado, poniendo mis dones al servicio y con mucho cariño. Así que hice unas sencillas láminas de un tamaño similar a medio folio con el nombre de la niña, una pequeña foto, y una oración, en este caso, Bajo tu amparo, a la Virgen María. No soy experta en diseño gráfico ni mucho menos, pero le pongo ganas y al final, con una buena combinación de colores (pensando que haga juego con la habitación del bebé) y un buen juego de tipografías (ahora se llevan las handwriting) puede salir algo bastante bonito. Para la impresión, se imprime a máxima calidad en un soporte de cartón pluma y se puede poner un ganchito para colgarlo en la pared. Recomiendo que vayáis a una imprenta más profesional, en nuestro caso, al tener escuelas de diseño cerca, hay muchas donde elegir, y montan el dibujo con un acabado perfecto, con un soporte más grueso y muy bien de precio.

Y bueno, esto es lo que yo he hecho porque sé manejar programas de edición de este tipo. También quedaría genial esto hecho a mano, con alguien que haga letras bonitas, o dibuje bien, o tenga gracia para hacer collages… lo cual no es mi caso.

Y por último, igual de importante es el contenido como el continente, así que es crucial hacer un buen packaging, la envoltura del regalo. Ahora se lleva mucho el papel craft, este que es marrón muy sencillo, y se puede decorar con algún lazo, con alguna florecita seca o con pegatinas, eso le dará un toque más cálido y personal al detalle.

¿Qué os ha parecido este #YoRegaloConSentido? A mí me parece muy bonito pensar que se puede enseñar a los hijos desde pequeñitos a rezar con esas láminas y que descubran que Dios les mima y les llama a cada uno por su nombre.

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Al dejar un comentario "Una historia de tres" recopila los datos que se muestran en el formulario de comentarios, así como tu dirección IP y la cadena de agentes del navegador para ayudar a la detección de spam. La finalidad de estos datos es únicamente mostrar su comentario en el sitio web, por ese motivo el comentario y sus metadatos se conservan indefinidamente. Puede contactar con nosotros en cualquier momento para solicitar la retirada o modificación de su comentario.