4 aniversario de Una historia de tres

Estos días estamos de aniversario en el Blog y queríamos aprovechar para echar un poco la vista atrás, ver en qué punto estamos y hacia dónde van nuestros pasos. 

Este proyecto surgió en nuestros primeros meses de noviazgo que fueron a distancia. Nos gustaba la idea de un pequeño proyecto en común y ambos sentíamos la necesidad de mostrar a través de esta pequeña ventana la realidad de un noviazgo cristiano. Y es que, desgraciadamente, nuestra percepción era que a pesar de vivir activamente en la Iglesia, faltaba formación y referentes al respecto. Podíamos tener cuatro ideas claras respecto al noviazgo, pero faltaba una ayuda extra para el día a día, ver que había más jóvenes que habían apostado por vivir de un modo concreto el noviazgo y que no éramos unos bichos raros en medio de esta sociedad.

Por eso decidimos contar con sencillez nuestras vivencias, preservando nuestra identidad, pero haciendo ver tanto aquí en el blog como en otras redes sociales (Facebook, Instagram) que había otro modo de vivir las relaciones. Y quizá es muy aventurado por nuestra parte afirmar esto, pero lo vivimos como si fuéramos pioneros en hablar de estos temas en redes sociales de modo vivencial, al menos en nuestros círculos y entorno más cercano. 

El punto en el que nos encontramos ahora es que hemos visto desde entonces un florecer de cuentas sobre el noviazgo y matrimonio desde muchas partes del planeta que están haciendo mucho bien y que están dejando constancia de la belleza y la realidad de un noviazgo y matrimonio cristiano en lo más cotidiano y con contenidos de gran calidad. Nos ayuda muchísimo porque nos sentimos acompañados y «en comunión» y porque «ponen de moda» el amor del bueno en medio del bombardeo constante de «pseudoamor» al que estamos expuestos.

Respecto a nosotros, si pensamos en términos de «éxito«, sabemos que el alcance que tenemos es muy limitado y quizá hay quien hablaría de fracaso viendo nuestras cifras. Sin embargo, nunca hemos buscado eso y, más allá de las cifras, lo que vemos son las personas que cada día nos leéis o comentáis. Y os mentiría si dijera que nunca hemos tenido la tentación de abandonar, de pensar que es un fracaso, que es una pérdida de tiempo y de dinero… sin embargo, cuando estos pensamientos han acechado, nos hemos repetido «Tan solo por uno», tan solo por una persona a la que hoy le haga bien leer este post. Así todo el esfuerzo vale la pena.

Respecto a los futuros pasos, en unos meses vamos a afrontar uno de los acontecimientos más importantes de nuestra vida con el nacimiento de nuestra hija y con ello, una etapa nueva que no sabemos cómo irá porque somos unos completos novatos. Nuestra intención por el momento es seguir tanto con el blog como con otros proyectos de Evangelización que llevamos adelante, sin embargo, tendremos que ver cómo lo compaginamos todo con esta nueva situación. Dios dirá. 

Muchísimas gracias a todas las personas que nos seguís, a los que sois fieles desde el principio y a los que lleváis menos tiempo por aquí. Gracias por cada palabra de ánimo, por compartir nuestro contenido y por recomendarnos a vuestros amigos. Os encomendamos en cada oración.

¡Un abrazo!

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Al dejar un comentario "Una historia de tres" recopila los datos que se muestran en el formulario de comentarios, así como tu dirección IP y la cadena de agentes del navegador para ayudar a la detección de spam. La finalidad de estos datos es únicamente mostrar su comentario en el sitio web, por ese motivo el comentario y sus metadatos se conservan indefinidamente. Puede contactar con nosotros en cualquier momento para solicitar la retirada o modificación de su comentario.